21/06/2018
El Club Náutico Navarra quema sus naves


Este dicho, cuyos orígenes beben en los tiempos del gran Alejandro Magno y que habitualmente se utiliza cuando alguien se lanza a por un objetivo a la desesperada, renunciando a la posibilidad de dar marcha atrás ante un eventual fracaso; cobra todo su significado y actualidad en la nueva iniciativa del Club Náutico Navarra, inmerso en la cruzada para que se repare la Presa de Santa Engracia, que ha motivado el cese total de su actividad deportiva.

 

Así las cosas, el sábado y coincidiendo con la celebración de las tradicionales Hogueras de San Juan, los remeros de este club van a formar una pira en la que pasarán por el fuego algunas de sus embarcaciones como protesta.

 

La dirección del club ha solicitado permiso para hacerlo junto a su sede, sita a la vera de los Corralillos del Gas, pero si no lo consiguen lo llevarán a cabo en el lugar donde se hacen las hogueras habitualmente en la Rochapea; en la Calle Errotazar, junto al Faro de la Rochapea.

 

 

Descargas

Leer más noticias